Seleccionar página

En ninguno de mis más de diez Caminos que llevo encima he disfrutado como este último con Tula, mi bodeguerita andaluza.

Habitualmente había entrenado con mis perritas entre 10 y 20 km diarios y luego se quedaban en casa por los problemas de logística, como traslados, alojamientos, restaurantes, etc. Este año me puse manos a la obra al menos para saber si es posible no sentirnos discriminados en el Camino y mi sorpresa fue que existen establecimientos donde recibimos una cordial bienvenida, restaurantes que se ofrecían a ubicarnos en algunas de sus mesas donde disfrutamos de la gastronomía como cualquier peregrino y sobre todo el cariño hacia Tula demostrado por muchísim@s peregrin@s.

Si el Camino de Santiago te modifica la percepción de la vida cuando lo realizas en solitario, cuando lo haces con tu perrete se establece un vínculo o relación de confianza asombrosa, si mi perrita se comportaba bien, ahora se comporta mejor, siempre está atenta a como complacerme, parece como si siguiese agradeciéndome haberla llevado conmigo.

Obviando que habéis leído los consejos para hacer el Camino de Santiago con perro paso a detallaros que es la Credencial Canina y donde podéis conseguirla.

La Credencial Canina es el pasaporte PeRRegrino, el cual hay que ir sellando a nuestro paso por el Camino, de manera análoga a como se hace con la credencial de las personas.

A la llegada a Santiago, el PeRRegrino deberá pasarse por el local de APACA (Fontiñas 27, entrada de Santiago por el Camino Francés) para recoger su Compostela Canina.

Nosotros al empezar nuestro Camino en Sarria, conseguimos nuestras credenciales en El Albergue San Lázaro donde también os podéis alojar en habitaciones individuales o dobles con vuestras mascotas, no os arrepentiréis por el trato que os dispensará María.

Como no todos tenéis por que comenzar vuestro Camino en Sarria os dejo los puntos de distribución donde podréis conseguir la Credencial Canina.

Antes de despedirme hasta la próxima entrada donde os explicaré como llegué y volví a casa con Tula, quiero agradecer a Raquel y Javier  de APACA la ayuda prestada y el reconocimiento a la labor que realizan como protectora en el Camino de Santiago.

Buen Camino Perregrinos.

By @quinomaroto

 

 

 

¿Te gustó? Compártelo en redes sociales