Seleccionar página

“Quien da un abrazo al ciprés a Santiago llega sin mal de pies”.

 

Es difícil decidir en que pueblo del Camino de Santiago Francés se respira más Camino, para mi es Samos.

 

Parece mentira que un pueblo tan pequeño pueda ser tan bonito, no le falta nada, tiene su río (Oribio), su precioso paseo fluvial, su Ermita del Ciprés y su Monasterio.

Paseo fluvial de Samos

Paseo fluvial de Samos

Hoy me voy a centrar en la leyenda del ciprés milenario de más de 25 metros de altura y más de 3 de diámetro que crece junto a la Ermita de El Salvador y que todo peregrino debería de abrazar para evitar los problemas de pies.

 

Este ciprés se considera uno de los 50 árboles más notables de España, es una lástima que en la actualidad luzca un parche negro a causa de la caída de un rayo, pero como todo en el Camino es susceptible de convertirse en leyenda, se dice que la herida se la provocaron intentando quemar el árbol a principios del siglo pasado alegando que se había instalado un panal de abejas.

Puente de Samos sobre el río Oribio

Puente sobre el río Oribio en Samos

 

Esta leyenda no deja de ser una excusa para tomar la variante de Samos para poder visitar el Monasterio de San Xulian y cómo no, dar un abrazo al ciprés.

 

Buen Camino

¿Te gustó? Compártelo en redes sociales