Seleccionar página

Infraestructuras y servicios contarán con un protocolo // Ya se distribuyó por toda la Ruta

La firma de un convenio de colaboración, entre el gobierno autonómico y el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), que hoy será aprobado en el Consello de la Xunta, permitirá profundizar aún más en la seguridad de los peregrinos que recorren el Camino.

 

Está dotado con 170.000 euros, y las actuaciones previstas en él están enmarcadas dentro del programa Camiño Seguro, la hoja de ruta puesta en marcha por la Xunta con el objetivo de reactivar la peregrinación de un modo coordinado y progresivo, contando con la colaboración de los organismos gestores, y los agentes presentes en la Ruta Xacobea.

 

Uno de los primeros objetivos es la puesta en marcha de corredores seguros en el ámbito del Camino. Para ello, se ha elaborado un manual con recomendaciones para mejorar los procesos de prevención de riesgos de contagio de la pandemia, obteniendo así un nivel de seguridad adecuado.

 

También permitirá contar con un protocolo integral de actuación, agrupando en un único documento toda la relación de medidas y recomendaciones para servicios e infraestructuras que se encuentra el peregrino.

 

El ICTE ya completó la elaboración de este documento, y lo puso a disposición del resto de las autonomías por las que atraviesa el Camino, en el Consejo Jacobeo.

 

CUATRO ÁMBITOS. El documento está dividido en cuatro grandes ámbitos de actuación: rutas, espacios, servicios y albergues. En el primero, se analizan las principales zonas de riesgo que pueden existir en cada uno de los diferentes trazados oficiales. Por su parte, en el segundo se identifican de una forma pormenorizada los espacios singulares que los peregrinos se pueden encontrar en el entorno de cada uno de los recorridos.

 

El tercero de los apartados estudia las prevenciones que es preciso adoptar en los servicios públicos que se prestan a los peregrinos, entre los que se encuentran, por ejemplo, la atención en las oficinas de información, al igual que en las áreas de descanso existentes a lo largo de la Ruta, o en los baños públicos.

 

Por último, en el apartado correspondiente a analizar los alojamientos públicos existentes en las diferentes comunidades autónomas. Unas instalaciones que está previsto que abran sus puertas de forma gradual a partir del uno de julio, lo que harán en función de la oferta de plazas de alojamiento para peregrinos que existan en cada ayuntamiento, y para ellos está establecido un plan de contingencias específico.

 

De esta forma, los principales objetivos de todas estas actuaciones que se ponen en marcha a través de la colaboración entre la Consellería de Cultura e Turismo y el ICTE son garantizar la completa seguridad de los peregrinos que recorren el Camino por Galicia, y al mismo tiempo ofrecerles una experiencia de calidad y sostenible, así como impulsar la propia comunidad gallega como un destino turístico seguro con las máximas garantías.

 

RETORNO. Así, se pretende incentivar el retorno de los caminantes a la Ruta a partir del uno de julio, siempre con la máxima seguridad posible, tanto para ellos, como para los diferentes profesionales que les prestan todos los servicios necesarios para la realización del peregrinaje.

 

En este sentido, la Consellería destaca también que además de las actuaciones previstas en el convenio, el programa Camiño Seguro contempla también un programa de formación en materia de seguridad higiénico-sanitaria dirigida a los trabajadores de los albergues de la Ruta, que comenzaron a impartirse ya ayer, con una oferta inicial de quinientas plazas.

 

fuente El Correo Gallego

By @quinomaroto

¿Te gustó? Compártelo en redes sociales